Dawn Paley

Recuerdos represivos: terror, insurgencia y la guerra del narco

Posted in Colombia, En español, Guatemala, Mexico by dawn on 14/01/2014

Aquí la traducción de un articulo que escribi por Occupied London el año pasado. Para ver más fotos, visita  la página de SubVersiones. Por Dawn Paley. Traducción: Nicolás Olucha Sánchez. Fotografías: Heriberto Paredes.

En 2010 y en 2011 varias granadas de mano explotaron en los ayuntamientos de Reynosa, Matamoros, Nuevo Laredo y Ciudad Victoria, cuatro localidades fronterizas mexicanas en el estado de Tamaulipas.

Autodefensas michoacanas. Fotografía: Heriberto Paredes Coronel

Autodefensas michoacanas. Fotografía: Heriberto Paredes Coronel

Se señaló al crimen organizado como autor de las explosiones, concretamente a miembros de los Zetas o del Cártel del Golfo. Visité la zona a comienzos de 2011, intentando averiguar qué podría estar conduciendo a grupos de delincuentes a enfrentarse a los gobiernos locales que, a efectos, están bajo su control.

Las piezas no comenzaron a encajar hasta que conocí a Francisco Chavira Martínez en 2011. La primera vez que quedamos propuso que fuéramos a comer a un restaurante de Reynosa conocido por sus huéspedes de altos vuelos. Camareros con esmoquin a lo pingüino iban y venían con bandejas mientras las demás mesas estaban, en su mayoría, ocupadas por hombres mayores. Chavira hablaba en voz alta y sin miedo. Entrevisté al menos a doce personas más, pero Chavira fue el único de todos los entrevistados que permitió que su nombre real fuera utilizado.

Los gobiernos locales “utilizan lo que es los roba-carros para todo aquel que esta en contra de ellos, les mandan a robar su carro, los ladrones de casa, los ladrones domiciliarios que le llaman, entran a robar tu casa para espantarte, los narcotraficantes, que los utilizan ellos como una forma de que la gente tenga miedo, para que no participes, para que no alces la voz, para que no estés en contra del gobierno, incluso se mandan ellos mismos a tirar granadas a las presidencias municipales”, relató Chavira.[1]

Quizá vio mi incredulidad reflejada en el rostro. Todavía no había captado la mecánica del terror y los intereses a los que sirve. “¿Por qué?” Se preguntó a sí mismo, para hacer una pausa acto seguido. “Para que la gente se asuste y no vaya a exigir a la presidencia, ni exijas transparencia de las cuentas publicas, en qué se gastan el dinero, por que si no, si lo hago, me van a matar, me van a meter una granada.” Meses después de nuestra entrevista, Chavira, candidato del Partido Revolucionario Democrático (RPD), presuntamente de carácter izquierdista, fue arrestado bajo falsas acusaciones y encarcelado hasta que pasaron las elecciones, un episodio que él describió como un “secuestro legalizado” por parte del Estado.

La segunda vez que me reuní con Chavira fue dos años después, en 2013. Nos encontramos casualmente frente a la puerta de la embajada estadounidense en México D. F. en una manifestación organizada por familiares y amigos de migrantes que trabajan en los Estados Unidos sin papeles. Nos dirigimos a una cafetería cercana y le hice una pequeña entrevista. Mientras íbamos de camino se maravillaba de poder caminar tranquilamente por la calle sin miedo, algo impensable en su ciudad de origen.

Las palabras que Chavira me brindó en aquel encuentro requieren una pequeña introducción. La versión oficial de la guerra del narco o guerra contra las drogas, la cual, los gobiernos y los medios de comunicación no paran de repetir una y otra vez, es que la guerra que hay en México es entre los malos (los traficantes de drogas) y los buenos (la policía y el ejército, que cuentan con el apoyo de Estados Unidos, Canadá y países de la Unión Europea). Según esta versión de los hechos, los “malos” siguen la siguiente estructura jerárquica: en lo alto de la pirámide están los capos o señores de la droga, luego vienen los generales o jefes de seguridad, los cuales protegen al jefe y sus zonas; después vienen los jefes de plaza, jefes locales que se encargan de una zona fronteriza en particular o de una zona de distribución concreta.

Esta versión (que es la principal) es lo que yo llamo el discurso sobre la guerra entre cárteles. Este discurso posee unos rasgos reseñables: confianza casi exclusiva en las fuentes de información gubernamentales y/o estatales, creencia en que todos son culpables hasta que se demuestre lo contrario y que hay víctimas que se ven envueltas en tráfico de drogas y una amplia percepción de que los policías implicados en actividades delictivas son la excepción y no la norma, y que más presencia policial aumenta la seguridad.[2]

Hace algo más de dos años que comencé a informar e investigar sobre las diferentes facetas de la transformación que vive México, que en mi opinión es una especie de contrarrevolución y una prolongación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte que se lleva a cabo mediante un intenso proceso de militarización. Una vez que uno analiza las consecuencias sociales y económicas de la “guerra del narco”, las versiones oficiales de lo que sucede dejan de tener sentido casi por completo. Dichas versiones tratan de oscurecer la dinámica real en lugar de arrojar luz. Lo que aprendo de gente como Chavira es lo que me permite conocer lo que realmente sucede en este México en guerra. (more…)

Advertisements

Z-40 is a product of the US drug war

Posted in En español, Mexico by dawn on 31/07/2013

Hey folks, click here to read my latest article, which is an analysis of the take-down of Z-40 published in Vice Magazine. Pueden leer una versión publicada en español aquí.

Last week’s capture of Miguel Ángel Treviño Morales made news all over the world, and was celebrated in the mainstream press as a blow against Los Zetas and a decimation of their leadership. The New York Times went so far as to claim his capture could represent a “crossroads” in the four-decade war on drugs.

These media reports are mainly based on anonymous official sources and analysts who spend too much time on YouTube. Thankfully, there are still some people out there whose bullshit detectors work. These are the folks who can help us get beyond the official line and understand the on-the-ground impact of apprehending a guy nicknamed Z-40 and putting him in jail.

First, it’s important to have a sense of Treviño’s true role in the organization, a nuance that seems to escape even the most hardened stay-at-home keyboard warrior analysts. I asked Guadalupe Correa Cabrera, who teaches in the governance department at the University of Texas in Brownsville, across the river from Matamoros, Tamaulipas, if the mainstream media has oversold the importance of men like Treviño Morales and the role of hired killers within Los Zetas.

“The problem is the media is looking at the lil sicario as if he were the whole organization,” said CabreraShe’s writing a book titled Zetas Inc., where she compares their structure and operations to that of a corporation. The way she sees it, the assassins who work for the Zetas are basically like a marketing department, and, far from a cartel overseer, Treviño Morales was more like a top salesman. (more…)

A Rough Guide to Obama’s Mexico Visit

Posted in En español, Mexico by dawn on 06/05/2013

This short analysis piece for CIP Americas Program explores some of the issues on the table during Obama’s Mexico visit. Gracias a Clayton Conn y desInformémonos por publicar una versión en español, titulado “Una guía rápida para entender la visita de Obama a México.”

May 2, 2013

Obama last visited Mexico during the G-20 summit in Los Cabos last June. He and his entourage will touch down again today for talks with Mexico’s new president, Enrique Peña Nieto. Since his election,Peña Nieto’s team has worked to shift media focus away from violence related to the drug war and towards the economy, something that will likely be reinforcedduring this visit.

According to the New York Times, “In Mexico, Mr. Obama plans to meet with President Enrique Peña Nieto for talks that the Mexican foreign ministry said earlier ‘will cover competiveness [sic], education and innovation, along with border infrastructure, commerce, migration and citizen security among other subjects of shared interest.’”

Competitiveness

Competitiveness is a preferred term that governments use today to talk about privatization and regulatory reforms designed to benefit the corporate sector. Previously, competitiveness was known as austerity, structural adjustment,or privatization, terms that have fallen out of favor due to the harsh consequences of these programs on the population at large.

So with respect to competitiveness, what might Obama and Peña Nieto discuss? Well, for one, Mexico recently changed their labor laws in order to “increase competitiveness,” pushing down minimum wage to about 60¢ an hourand making it more difficult for workers to receive social security and regular workweeks.

Pemex, Mexico’s state-owned oil firm, will definitely be a topic of conversation. According to the Financial Times, “an opening of Mexico’s highly protected oil sector, which is dominated by state behemoth Pemex, could provide untold opportunities for US oil companies as well as the sort of technology-transfer Mexico desperately needs.” (more…)

Punching Holes in the Desert

Posted in En español, Mexico, Mining by dawn on 25/04/2013

Here’s a recent story I did based on interviews in Chihuahua State, in northern Mexico. Published by The Dominion with support from their investigative journalism fund. Haz clic aquí para leer el articulo en español.

April 23, 2013art by Tania Willard.

BENITO JUÁREZ, MEXICO—It was a day he’ll never forget, but it began like any other for Erick Solorio Solís, an engineering senior at the Autonomous University of Chihuahua (UACh) in Chihuahua, Mexico. He rolled out of bed on Monday, October 22, 2012, and stepped into the warm morning air that graces Chihuahua City through the fall. He had a bite to eat, and took a quick call from his parents, who were heading to the city to visit him and his brothers later that day. Solorio, a tall young man with inquisitive eyebrows and a trace of a beard, went to school and sat through three hours of classes. He recalls that he left campus around noon. With his two brothers, then-21-year-old Solorio spent the next couple of hours at home, waiting for his parents to arrive.

After the morning phone call with their son, Solorio’s parents hopped in their pickup truck and pulled out of Benito Juárez, a rural town a couple hours south of the US border, where the Solorio family has farmed for three generations. Solorio’s mother was due for a check-up in Chihuahua, and his father planned to take advantage of the outing to run a few errands.

Around 2:00 pm, Solorio’s elder brother got a phone call from a local police official. The man said their parents had been involved in an accident. Erick called his uncle, who said his parents had been caught in the middle of a firefight. The brothers went to the offices of El Barzón, a farmers’ rights group their father was involved in, to see what was happening. It was then they found out that their parents had been murdered.

“The first thing we thought was that it was people from our town, the people from the mine,” said Solorio in an interview with The Dominion in Chihuahua City. “The jealousy was too much, the hatred they had towards [my father] because he demonstrated, using facts, that the mine [would be] bad.” (more…)

Estrategias de una nueva Guerra Fría: Marines de Estados Unidos y la guerra contra las drogas en Guatemala

Posted in En español by dawn on 28/01/2013

Gracias a SubVersiones por la traducción de “Strategies of  a New Cold War,” publicado originalmente por la pagina Towards Freedom. En este link, encuentras también una version en francés traducido por El Correo de París.

Ciudad de Guatemala— La noticia abrió su paso en Estados Unidos (EEUU) durante los lentos días de verano a finales de agosto: 200 infantes de marina estadounidenses arribaron a Guatemala como parte de la guerra contra las drogas.[1] El despliegue de tropas de combate estadounidenses en Guatemala fue parte de la Operación Martillo; un plan militar destinado a cortar/tajar las rutas de tráfico de cocaína que atraviesan Centroamérica en su camino desde Colombia hacia Estados Unidos.

Luchar contra la delincuencia organizada y el tráfico de drogas es la justificación más reciente de Estados Unidos para incursionar en Guatemala, lo cual justifica, además, el aumento de actividades de las Fuerzas Armadas guatemaltecas en el país. Esta militarización toma lugar en áreas donde existen conflictos sociales y de territorio debido a la imposición de mega proyectos de extracción de recursos, tales como industrias mineras y de petróleo. Además, las comunidades que resisten el desplazamiento y las industrias extractivas, han sido sofocadas con acusaciones de estar involucradas en el crimen organizado; en algunos casos, pueblos enteros de campesinos han sido etiquetados como “narco-comunidades”.

“Sentimos que es un pretexto –la lucha contra el narco- para volver al despliegue militar que se mantuvo durante la etapa más fuerte del conflicto armado y que derivó en actos de genocidio”, dijo Iduvina Hernández Batres, directora de la Asociación para el Estudio y Promoción de la Seguridad en Democracia (Sedem). El ejército guatemalteco, el cual no es elegible formalmente para recibir asistencia militar de Estados Unidos, fue responsable de la gran mayoría de muertos y desaparecidos: 200,000 y 50,000, respectivamente, durante  el conflicto armado interno que finalizó oficialmente en 1996.

Las fuerzas armadas guatemaltecas fueron llamadas para “poner fin a las amenazas externas y contribuir a la neutralización de grupos armados ilegales mediante la fuerza militar”, por el presidente guatemalteco Otto Pérez Molina un mes después de su inauguración en enero de 2012.[2] Pérez Molina, ex General y jefe de la inteligencia militar, también prometió aumentar el gasto militar. Hasta ahora, ha mantenido su promesa. De acuerdo con Plaza Pública, una plataforma digital de periodismo a profundidad de Guatemala,  el presupuesto para equipo militar y de seguridad, sólo en 2013 sobrepasará todo el gasto entre 2004 y 2012. [3] (more…)

Nueva Esperanza, Guatemala

Posted in En español, Guatemala, Mexico by dawn on 19/11/2012

Aqui, la versión castellana de un articulo que fue publicado por Canadian Dimension en Agosto, 2012. Traducido por Nicolás Olucha Sánchez y publicado por Upside Down World en español.

En un sombrero lleno de tierra a punto de convertirse en barro, Rosli Oded y su marido, Aroldo Morales López, mecen a su hijo en la hamaca. La lluvia que resonaba sobre los tejados de chapa y los toldos durante la noche ha amainado finalmente, dando paso a una mañana fría y gris. La nueva familia nos ofrece café caliente y dulce, cocinado sobre una pequeña hoguera en un rincón de la chabola en la que llevan viviendo desde septiembre, cuando policías y soldados les obligaron a abandonar sus hogares.

Oded y Morales vuelven a ser campesinos sin tierras, como ya lo fueron cuando emigraron por primera vez a este lugar remoto de Guatemala para colaborar en la fundación de la comunidad de Nueva Esperanza, hace doce años. “Nos dijeron que había tierras, así que vinimos aquí”, afirma la madre de Oded, que vive en otra chabola al lado de su hija.

La comunidad original de Nueva Esperanza se estableció en el Parque Nacional Sierra del Lacandón, en el departamento de Petén, al norte de Guatemala, cerca de la frontera con México. El parque se creó en 1990, cuando la guerra civil todavía azotaba al país. Lo dirigen conjuntamente la organización no gubernamental privada Defensores de la Naturaleza y el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP). Pero en lugar de ofrecer asistencia a una comunidad cuya huella ecológica es diminuta, (viven sin coches, agua corriente ni electricidad), el gobierno de Guatemala los echó. (more…)

Exigen a propietario británico de la principal empresa de electricidad en Guatemala respuesta ante asesinatos durante protestas

Posted in En español, Guatemala by dawn on 16/11/2012

Publicado en The Guardian, versión traducida en SubVersiones.

Por Dawn Paley y Jonathan Watts, 12 de octubre, 2012.

Se le ha exigido tomar acciones al grupo financiero británico después de que en Guatemala militares acribillaron a ocho indígenas que protestaban contra la proveedora de servicios públicos que pertenece a este grupo financiero, por los aumentos en las tarifas de la luz.

Nueve soldados, incluido un coronel serán sometidos a juicio por la represión que pretendía dispersar a los manifestantes que se oponían al incremento en los recibos expedidos por Energuate, perteneciente a Actis, empresa de capital privado escindida de la Institución Británica Financiera para el Desarrollo en 2004. Los miembros de la comunidad que participaron en las protestas contra Energuate dijeron que sus dueños británicos, así como el gobierno guatemalteco, deben tomar acciones para evitar tragedias similares en un futuro.

“Necesitan escuchar nuestras demandas… Como pueblos indígenas, nosotros estamos consumiendo su energía, y ellos se están enriquecido a costa de la gente”, comentó Juana Celestina Batz Puac, habitante de Totonicapan y testigo de los asesinatos. “Nuestras acciones son a causa de la electricidad”, dijo. (more…)

Guatemala: Los trofeos de una guerra no declarada

Posted in En español, Guatemala by dawn on 30/09/2012

Gracias a Nicolás Olucha Sánchez y mis editores de Upside Down World, este articulo mío que se trata del petroleo y la guerra en Petén fue traducida al castellano… Aquí les comparto la version que publicaron en Agencia Subversiones en Mexico, DF.

No fui a La Libertad, en el departamento de Petén, por el pollo frito. Fui por la guerra. Durante tres noches seguidas me senté en el mismo taburete de plástico mientras observaba la calle principal a través de la ventana y degustaba el mejor pollo que jamás había probado. El cocinero, con el delantal lleno de cuentas de clientes, no quitaba ojo al enorme molde de hierro fundido, el cual estaba plagado de docenas de muslos y pechugas que se freían entre abundante aceite. Cada noche que pasé en La Libertad solía aventurarme en busca de pollo frito una vez se escondía el sol, cuando la temperatura disminuía y alcanzaba unos 30 grados relativamente aceptables. Sentado en una terraza al aire libre me dedicaba a comer y observar.

Todo sucedía al mismo tiempo: las bicis y las mototaxis se detenían, arrancaban y giraban; las mujeres cogían a sus hijos y se escabullían entre las calles, los autobuses iban y venían, los camiones pasaban a toda velocidad. Incluso al caer la noche, en medio del tráfico, la gente vendía mangos, maduros o verdes; diccionarios, bebidas y ropa. Un grupo de empleados de farmacia, ataviados con sus uniformes blancos, acababa el turno. Una noche, unos guardabosques armados se sentaron un par de mesas más allá. Pero la policía o el ejército, habituales de la calle principal durante el día, parecían evaporarse al caer la noche.

Todo parece tan normal, me repetía a mí mismo. No parece una guerra. Y si hay algo por lo que La Libertad es conocida en la actualidad es por la guerra. Esperaba que hubiera algún tipo de tensión, quizá un toque de queda no oficial, controles exhaustivos o convoys con todoterrenos polarizados.

Algo.

Guatemala vuelve a ser noticia, y no por algo bueno

Este país centroamericano está captando cada vez más la atención de los medios por ser un punto emergente para las bandas organizadas. Pero, mientras los medios de comunicación se han centrado en las atrocidades y la ebullición del crimen organizado,  algo está sucediendo: una nueva fiebre del oro ha estallado en Petén, esa zona al norte de Guatemala cuyo control ansían tantas bandas.

En mayo de 2011, la localidad de La Libertad fue escenario de la masacre más sanguinaria de la historia de Guatemala desde que el conflicto interno de 36 años de duración terminó de forma oficial en 1996. Veintisiete jornaleros fueron asesinados en un rancho llamado Los Cocos. La mayoría de las víctimas eran indígenas de la etnia q’eqchi’. Cuando las autoridades acudieron al lugar de los hechos un día más tarde encontraron 26 cadáveres y 23 cabezas decapitadas. (more…)

El Capitalismo Narco

Posted in Colombia, En español, Guatemala, Honduras, Mexico by dawn on 20/08/2012

Gracias a los editores y voluntarios asociados al proyecto Upside Down World, mi articulo “Drug War Capitalism” ya esta disponible en castellano. Aquí esta la version publicada en Upside Down World en Español, aquí la version publicada por Agencia SubVersiones en México DF, y aquí la version publicada por ALAI desde Quito, Ecuador.

El Capitalismo Narco

Dawn Paley sondea por debajo de la superficie de la guerra contra las drogas en Colombia y México. Explora los mecanismos empleados, cuantifica la devastación humana y económica, analiza las posibles razones por las que la guerra continúa además de sugerir otras áreas de investigación.

Tanto en los Estados Unidos como en Canadá ha habido esfuerzos sostenidos de grupos de base para destacar las injustas encarcelaciones en masa y la criminalización de la gente pobre, sobretodo la gente pobre de color, en cuanto a detenciones relacionadas con drogas. Pero se ha encontrado muy poco análisis sobre las razones detrás de los mecanismos de esta guerra y el impacto económico que tiene sobre México y más allá.

Incluso antes de que la retirada de Irak o Afganistán se hubiera alcanzado, los Estados Unidos ya estaban involucrados en una serie de conflictos desde la frontera norte de México hasta Perú. Tanto los gobiernos como los medios de comunicación la han catalogada como la “Guerra contra las drogas.” Es importante examinar como la creciente “Guerra contra las drogas” se conecta con la expansión de empresas transnacionales que toman control de mercados, obreros y recursos naturales.

En Honduras cuatro indígenas fueron asesinados a balazos en mayo, cuando la policía hondureña abrió  fuego desde un helicóptero del Departamento de Estado estadounidense, todo bajo la supervisión de agentes uniformados de Estados Unidos. En México con la orientación de Estados Unidos, Canadá, Israel y Colombia, la policía y el ejército han sido transformados.

En Colombia la guerra ha durado ya cuatro décadas y se han gastado billones de dólares estadounidenses, pero ahora se está calificando como lucha contra el crimen. Durante la década de los 1980s el Estado colombiano se convirtió en un estado paramilitarizado, en un proceso que según el historiador German Alfonso Palacio Castañeda”se manifiesta con amenazas, atentados y asesinatos selectivos y masacres colectivas de funcionarios gubernamentales (principalmente pero no exclusivamente de la izquierda), y de líderes políticos populares, obreros, campesinos, profesores, activistas de derechos humanos y miembros de organizaciones no gubernamentales.”

En la forma de financiación para programas antinarcóticos, la asistencia de EE.UU. en Colombia resultó en el fortalecimiento de grupos paramilitares y de policías no oficiales, los cuales según informes patrullaban junto al ejército de Colombia y se vieron involucrados en la gran mayoría de masacres y desplazamientos forzados en el país.

“Decir que la guerra contra las drogas ha fracasado es no entender algo,” comentó Noam Chomsky, en un discurso en el mes de mayo. “Uno tiene que preguntarse qué está en la mente de los planeadores ante tanta evidencia de que no funciona lo que dicen que están intentando lograr. ¿Cuáles son las intenciones probables?”(1)

Los comentarios de Chomsky apuntan hacia un área urgente de investigación para los y las activistas y periodistas que desean entender las guerras actuales contra las drogas. Cada vez es más claro que hay mucho trabajo por hacer para reconstruir juntos los motivos de la militarización liderada por Estados Unidos en las Américas.

Una reconsideración de la llamada guerra contra las drogas requiere entre otras cosas una evaluación de la forma en que ha favorecido la expansión de la inversión extranjera directa y de las industrias extractivas en Colombia, México y Centroamérica.

La guerra, cuando los golpes no bastan

“Así es como se sentía el inicio del neoliberalismo,” dijo Raquel Gutiérrez, reflexionando sobre lo que es tratar de entender la guerra en curso en México. Ahora catedrática de la Universidad Autónoma de Puebla, Raquel era militante clandestina en Bolivia a mediados los años 80, cuando las primeras políticas neoliberales tuvieron efecto en aquel país, creando una pauperización de la clase obrera. Han pasado 10 años desde que regresó a México.

Raquel se detiene y da una pitada a su cigarrillo, como si tratara de recordar un idioma que ha olvidado. No viene. Luego me pregunta si he leído el libro de Naomi Klein La doctrina del shock. Asiento con la cabeza. Silencio. “La cosa es que en México, los choques no funcionaron,” dice ella. (more…)

Canadá impulsa el poder policial en México

Posted in En español, Mexico by dawn on 17/07/2012

Estimadxs,

Below, find the Spanish translation of this month’s cover story in The Dominion, published by SubVersiones out of Mexico City.

El papel de Ottawa en la guerra permanente contra el pueblo de México

Ciudad Juárez, México. La música es fuerte y el bar está bien abastecido. Me siento tímidamente con una lata de cerveza, mis ojos en la entrada. Esta solía ser una concurrida discoteca antes de que Juárez se transformara en una zona de guerra. Mi compañero, Julián Cardona, quien solía tomar fotografías para las páginas sociales de un periódico local, describe cómo solía ser aquí:  Hummers estacionados en triple-línea en la acera, propinas de cien dólares, tejanos bien vestidos esperando detrás de cuerdas de terciopelo para entrar. Ya no es así. La noche que visité el lugar estaba casi vacío, meseras ocupadas con sus iPhones, un vendedor ambulante de cigarrillos gritando para vender.

La idea de ir a la discoteca fue de Cardona, él dijo que me ayudaría a entender mejor la ciudad. Su carrera ha tomado un giro inesperado debido a la violencia: actualmente, en lugar de tomar fotografías para las páginas sociales,  toma escenas del crimen en una de las ciudades más violentas del mundo. Ciudad Juárez, una ciudad que floreció con la introducción de las maquiladoras, ha sido durante mucho tiempo una ciudad con altos niveles de violencia. Los asesinatos de mujeres a través de la década de 1990 captó la atención internacional. Por cada mujer muerta, había nueve hombres asesinados.

Pero cuando Juárez se transformó en el punto focal de la guerra de México contra los narcotraficantes, las cosas en la ciudad comenzaron a cambiar más allá del reconocimiento. El presidente Felipe Calderón lanzó una guerra militarizada contra los narcotraficantes al inicio de su mandato en diciembre de 2006. A finales de marzo de 2008, miles de soldados y policías federales llegaron a Ciudad Juárez como parte de una oleada contra los narcotraficantes. Después de que los policías y soldados llegaron, la tasa de homicidios se disparó, incrementó de la violencia, y aumentaron los secuestros. Ciudad Juárez se convirtió en sinónimo de todo lo que está mal en México. (more…)